Fotos de chats sexuais

En un estudio realizado en abril de 1998, es decir, hace casi diez aos, se evidenci que nada menos que diez millones de usuarios haban entrado en los diez sitios sexuales ms populares durante apenas un mes.

Ninguno de esos comportamientos tiene por qu ser necesariamente patolgico.

Adems, los jvenes varones manifestaron que de las once horas que aproximadamente utilizaban internet a la semana, casi dos horas las ocupaban en buscar sexo en la red.

Estos datos nos alertaran si no fuera porque ya conocemos que la bsqueda de material sexual para excitarse es antiqusima.

", baste decir que la pornografa actual no tiene nada que envidiar a la que haba ya cuando nuestros abuelos eran jvenes, ni tampoco a la que qued inmortalizada en los frescos de Pompeya hace 2000 aos y que nunca ha florecido tanto la prostitucin como a finales del siglo XIX en la era victoriana donde el puritanismo y la doble moral fueron tan importantes.

Decamos antes que el hecho de entrar en internet con fines sexuales no tiene por qu ser necesariamente patolgico o anormal.

Leave a Reply